Historia

En 1917, la empresa norteamericana West India Sugar Finance Corporation con sede en Nueva York, inició la construcción e instalación del Central Azucarero conocido como, Barahona Company, con una capacidad instalada de 5,000 Toneladas Cortas Diarias (TCD).

En 1922, hace su primera zafra con una pequeña producción, la cual fue creciendo progresivamente cada año. Para la zafra 1934/1935 alcanzó a moler 500,074.41 Toneladas Métricas Cortas (TMC), con una producción de azúcar de 48,373.92 Toneladas Métricas (TM).

En 1956, pasa a formar parte del patrimonio del dictador Rafael Leónidas Trujillo, alcanzando a moler en la zafra 1958-1959, 949,750 TMC, con una producción de azúcar  de 97,201.12 TM,  las cifras más altas de molienda y producción alcanzadas por Barahona Company, consolidando así su crecimiento en la región.

En 1966, como consecuencia de la caída de la dictadura de Trujillo, se crea el Consejo Estatal del Azúcar (C.E.A), conformado por doce (12) centrales azucareros, propiedad de Trujillo,  los cuáles a su muerte,  pasaron  a formar parte del patrimonio público de la República  Dominicana. El Ingenio Barahona forma parte de estos doce ingenios.

El ingenio Barahona sigue su proceso de crecimiento y en la zafra 1973-1974 consagra su mayor record histórico de molienda y producción, logrando una molienda de 1, 005,216.18 TMC  y una producción de azúcar 110,573.77 TM.

En 1985, la caída del precio internacional del azúcar, debido a la competencia del azúcar de remolacha  europea, unida a un inadecuado manejo administrativo del CEA, provoca un declive total de la industria azucarera dominicana.

Para el período de 1997-1998 se agudizó este proceso de deterioro,  y por primera vez, el Ingenio Barahona, no realiza la zafra correspondiente. Para esa época el Gobierno central  llamó a licitación, bajo la Ley de Capitalización de las Empresas Públicas y mediante la modalidad de arrendamiento, los ingenios azucareros bajo su tutela, fueron capitalizados.

En el año de 1999 el Ingenio Barahona es arrendado al Consorcio Azucarero Central, CxA, conformado por un Grupo empresarial Dominico-Franco-Canadiense, mediante la Ley de capitalización de las empresas del Estado.

En el año 2000, la administración del Consorcio Azucarero Central (CAC) es transferida a inversionistas domínico guatemaltecos.

Para la zafra  2002,  el  ingenio  registra  el desempeño histórico de producción más bajo desde su fundación, moliendo 203,479 TMC y produciendo 11,969 TM  de azúcar. Lo anterior, fundamentalmente como consecuencia del elevado deterioro en que se encontraban sus instalaciones fabriles y los cañaverales fuera de su ciclo vegetativo natural. Esto a pesar de las cuantiosas inversiones que desde un principio venían realizando los inversionistas.

A partir de ese difícil año, el Ingenio Barahona, ha venido trillando un sendero de crecimiento notable, siendo el único ingenio de los que fueron capitalizados y arrendados que ha realizado todas las zafras correspondientes a cada período, alcanzando en  la zafra 2011-2012, niveles de producción que hacía 34 años no se lograban.

A la fecha, es notorio el crecimiento sostenido en la productividad, resultado de los esfuerzos tecnológicos y del desarrollo humano implementados en este central azucarero, hoy conocido como Consorcio Azucarero Central.